Sucos: blog de Dores Tembrás


Dúas poetas no mundo
03/12/2009, 15:35
Filed under: artigo, poesia

Sei que o título pode levar a engano. Diso se trata. Fun renovar o permiso de conducción e a muller que me facía o psicotécnico (unha doutora penso) preguntoume polo meu traballo. Escribo dixenlle. E ela quixo afondar interesada, amábel: Novela ouPoesía dixen. Ahhhhhh, pois eu coñezo a a a a Yolanda Castaño. Mira Yolanda  Castaño e ti, non debe haber ninguén máis que escriba poesía.

Ollos coma pedras. Respostei: Sorprenderíase. Hai todo un submundo…

Velaiquí o motivo do post. A miña resposta. SUBMUNDO. Foi consciente ou inconsciente? Podo culpar á doutora de pensar que só hai dúas escritoras de poesía no mundo (mundo Galiza)? Ou estaría sendo inxusta? Hai un par de semanas, no Encontro de novos escritores, descubro a tres poetas novísimos. (Fascinada con Gonzalo Hermo e a súa Escola do resentimento.) Daquela se eu mesma ando a descubrir novos poetas como…

Saín, chovía como chove aquí. Por favor, un raio do ceo que lle dea toda a visibilidade á poesía.

Advertisements

3 Comentarios so far
Deixar un comentario

Aposto por ese raio luminoso. Que faga visible toda a literatura galega. Aos e ás poetas e aos e ás narradoras e aos e ás ensaístas. Dalgunha maneira, somos estranxeiros no noso propio mundo Galiza.

Comentario por náufrago

Y Los que escribimos en castellano, ¿No somos poetas? Habitamos el ultramundo ¿Emigramos? ¿Cuántas alofonías hay? Cuantos bilingüismos falsos, cuantas marcas, cuantas sectas, cuantos archimundos endogámicos, cuantos pobremundos monolingües, cuantos paraísos plurilingües… ¿No es más honesto ser alófono que hipócrita? ¿Cuántos poetas gallegos no soportan la traducción al inglés o al francés? Si no eres universal sé local, joder. Juega en la división de tus dones. Sí, a veces hay alcorconazos poéticos como los de Yolanda Castaño. ¿Por cuánto tiempo?

Comentario por CARPENTER

– Tengo una paloma sobre las líneas de mi mano. Parece que su falsa curiosidad se extraña con la fragilidad de mi futuro. La bandada sigue unida por los hilos invisibles de su instinto. Algunas palomas comen; otras exploran; algunas buscan un espejo para sus plumas en la acera gris; otras retoman el vuelo alteradas por un repentino recuerdo. El aire está saturado de detalles que las bandadas de palomas interpretan por azar; el azar de los que encuentran sin esperar nada. El viento abre trampillas en el desierto. Hay pueblos enteros debajo de nuestras casas. El tiempo arruinó todas esas ciudades pero el polvo y la arena tienen más memoria que las piedras. (Tomas Goupil)

Comentario por CARPENTER




Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s